El control dinámico de carga en los nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos

Es cada vez más común el uso del control dinámico de potencia en los nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos. Esta tecnología supone la incorporación de un sensor en el punto de recarga que permite despreocuparnos de la carga del vehículo eléctrico.

Gracias a esta tecnología, la carga de nuestro vehículo se autorregula para no sobrepasar nunca la potencia que tenemos contratada en nuestras casas y así evitar sobrecargas que puedan hacer saltar las medidas de protección de nuestras instalaciones.

Se puede mantener enchufado el vehículo eléctrico junto a otros electrodomésticos de gran consumo como lavadoras, lavavajillas y hornos, y este se cargará siempre que haya un mínimo disponible de 1,8 kW y hasta el máximo que configuremos en el cargador. Una gran ayuda para evitar dolores de cabeza o sustos a la hora de usar cualquier otro aparato que requiera de conexión eléctrica y una forma de cuidar la batería de tu EV.

Beneficios del control dinámico de potencia en la carga del coche eléctrico

Su aplicación no acaba aquí, ya que el control dinámico de la potencia de recarga nos ayuda a ahorrar en nuestro gasto eléctrico en casa y prescindir de la antes tan necesitada ampliación de potencia para poder cargar los vehículos eléctricos.

Por tanto, además de evitar cortes de luz repentinos, ya no es necesario ampliar la potencia contratada. El sensor se encarga de balancear la potencia entre el coche eléctrico y el resto de electrodomésticos del hogar para disfrutar de una carga segura y eficiente.

Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros y te asesoramos qué es lo más interesante para tu instalación de punto de recarga.

Aquí puedes ver un vídeo de la marca V2C sobre el control dinámico de potencia: