Tienes un coche eléctrico o estás pensando en comprártelo y no sabes qué cargador instalar. En esta página te resolvemos dudas: estos son los tipos de puntos de recarga para coche eléctrico, vitales para recargar la batería de nuestro vehículo. Es necesario comprar un punto de recarga adecuado según las necesidades de nuestro vehículo y sus características (tipo de conector, potencia admitida, capacidad de la batería, etc.), y también de acuerdo nuestras necesidades y circunstancias personales (tipo de garaje, distancia diaria recorrida, etc.)

Punto de Recarga Portátil

punto de recarga portatil marca v2c

Uno de los tipos de punto de recarga más usados son los portátiles o EV portables. El cargador portátil para coche eléctrico permite recargar en conectores domésticos convencionales y también en los industriales (CEE, trifásicas o monofásicas) mediante una centralita de control que supone una carga segura para el vehículo.

Reducidas dimensiones

La ventaja fundamental de estos cargadores es que tienen dimensiones y peso reducidos y que pueden ser llevados en el maletero del coche eléctrico sin inconvenientes. De esta manera, independientemente de la autonomía del coche, puedes recargar el coche en cualquier lugar, con el único requisito de contar con una toma de corriente (un enchufe convencional incluso).

Cargador portátil con conector Schuko o Cetac

Dependerá de las necesidades de cada usuario el elegir un cargador portátil con conector Schuko (enchufe convencional) o uno industrial (CEE, Cetac). Asimismo, tendrás que tener en cuenta el tipo de conector del vehículo (depende de marca y modelo de éste), que podrá ser conector de Tipo 1 (SAE J1772) o de Tipo 2 (IEC 62196-2 o Mennekes).

También es fundamental elegir el máximo de amperios que necesitas (16A, 32A… dependerá de la capacidad del vehículo para realizar una recarga monofásica o trifásica y de la intensidad aceptada). Por último, te pueden interesar los adaptadores, accesorios que te pueden facilitar la recarga del coche en cualquier circunstancia.

Punto de Recarga de Pared – Wallbox

punto recarga en pared wallbox

Los puntos de recarga de pared (también llamados Wallbox) permiten recargar de forma segura cualquier tipo de coche eléctrico o híbrido enchufable. Se trata de cargadores que se instalan mediante anclajes en la pared del garaje, ya sea privado o unifamiliar o garaje comunitario.

Los cargadores de pared son los que se emplean habitualmente para cargar coches eléctricos e híbridos, por su instalación sencilla, facilidad de uso y su coste económico. Por supuesto, como hemos visto anteriormente con los puntos de recarga portátiles, serán determinantes a la hora de elegir un punto de recarga aspectos como el tipo de conector que usa el vehículo (Tipo 1, Tipo 2), la toma que necesita (CEE, Schuko), la intensidad máxima (amperios) a la que puedes recargar el vehículo o el carácter de la carga (monofásica o trifásica).

Elige uno de nuestros cargadores de coche eléctrico para instalación en garaje. Si tienes alguna duda contacta con nosotros (Resolvemos tus dudas y te enviamos presupuesto).

Punto de Recarga con Control Dinámico de Potencia

punto de recarga con control dinamico de potencia

El control dinámico de potencia es el último avance en la recarga de coches eléctricos. Es una tecnología que balancea la carga entre el vehículo eléctrico y otros consumos del hogar para que no sobrepases nunca la potencia contratada. De esta forma, evitarás que la carga del coche eléctrico provoque cortes de luz en tu vivienda.

Los puntos de recarga con control dinámico de potencia se pueden emplear en instalaciones con un mínimo de 1,8 kW de potencia contratada.

Este sensor inteligente también te ayuda a ahorrar en el consumo de energía, puesto que en la mayoría de los casos no será necesario que aumentes la potencia contratada.

Punto de Recarga en Poste (Pole)

Los postes de recarga para vehículos eléctricos permiten recargas en modo 4. Es decir, a una intensidad que realiza normalmente el 80% de la carga de la batería del vehículo en aproximadamente media hora. Estos tipos de puntos de recarga pertenecen a empresas o administraciones públicas y conforman una red de puntos de recarga de uso público muy útil. La podemos consultar a la hora de realizar largos trayectos o viajes que superen la autonomía de nuestro coche eléctrico. No es conveniente abusar de este tipo de carga, puesto que puede perjudicar a medio-largo plazo la vida de la batería del coche.

Resumimos: ¿qué cargadores para coche eléctrico puedo comprar?

El criterio de función y uso nos segmenta los tipos de puntos de recarga en estos tipos :

  1. Puntos de recarga portátiles. Especialmente útiles si tienes pensado hacer viajes de cierta distancia. Resulta casi imprescindible considerar los adaptadores para garantizar la recarga en cualquier punto geográfico.
  2. Puntos de recarga murales. Se instalan en pared y son la opción más conveniente y usual para conductores/as de vehículo eléctrico con garaje propio, sea privado o comunitario. Supone una inversión mayor que con los puntos de recarga portables pero el beneficio a medio-largo plazo está casi garantizado.
  3. Puntos de recarga en poste. Dentro de los tipos de puntos de recarga, los pole no están pensados para usuarios particulares, sino sirven para recargar un vehículo en zonas habilitadas por administraciones públicas o por empresas privadas (por ejemplo, en electrolineras).
  4. ¿Tienes una moto o una bici eléctrica? Te pueden interesar los puntos de recarga portátiles con toma schuko regulados a menos intensidad, o bien los Puntos de recarga SCHUKO, ideales para vehículos eléctricos con menor capacidad de batería (pequeños coches, motos eléctricas…)