¿Merece la pena comprar un coche eléctrico? 

Tras la creciente subida de la electricidad y el carburante y, sumergidos en plena crisis energética, cada día más personas nos preguntamos si merece la pena comprar un coche eléctrico. A continuación, te damos la respuesta para que la toma de decisión te resulte mucho más sencilla y clara.

Fábrica de Coches Eléctricos

El 21 de diciembre de 2021, el Gobierno de España anunciaba en el BOE el Real Decreto-Ley 29/2021 donde se recogía un plan de acción de “Medidas urgentes en el ámbito energético para el fomento de la movilidad eléctrica, el autoconsumo y el despliegue de energías renovables”. Unas medidas que ponen en el punto de mira a la infraestructura de recarga como el principal pilar sobre el que edificar el cambio. 

Así, a partir del próximo 1 de enero de 2023 entrará en vigor la obligación que exige que todas las zonas de aparcamiento de más de 20 plazas, deberán disponer, al menos, de un punto de recarga en sus instalaciones. Este baremo irá subiendo progresivamente conforme se avance en el terreno. Por su parte, la Unión Europea nos sorprendió el pasado 8 de junio cuando aprobó  la prohibición de vender coches y furgonetas nuevos con motor de combustión a partir del 2035. El futuro eléctrico no está tan lejos como parecía. 

Respecto al mercado, si miramos solamente el primer trimestre de este año tras la reciente anunciada legislación y la subida de los combustibles y los impuestos, la demanda de coches eléctricos se disparó en nuestro país. Las nuevas matriculaciones de eléctricos han subido a un 112% que, junto al ratio de coches híbridos enchufables componen ya el 10% de la tasa de mercado automovilístico total. Factores como la activación de subvenciones para la compra de coches eléctricos y puntos de recarga a través del Plan Moves III facilitan la transición.

¿Invertir en un eléctrico es rentable?

El Precio

Tanto los coches eléctricos como los híbridos enchufables suponen una mayor inversión que la que realizaríamos al adquirir un coche de carburante convencional. Se calcula que existe una diferencia que roza entre los 5.000 y 15.000 euros adicionales comparando la misma gama y prestaciones en una modalidad y otra. 

El rango de adquisición de un coche eléctrico actualmente está por encima de los 20.000 euros. A pesar de ello, como comentábamos, las ayudas proporcionadas por el Plan Moves III pueden llegar a cubrir hasta 7.000 euros, por lo que, la diferencia, a la larga, no resulta tan dispar. 

El Combustible 

Con el precio de la gasolina y el diésel alcanzando máximos históricos es evidente que la energía eléctrica supone un ahorro verdaderamente atractivo. El mercado eléctrico, sumándose a la tendencia por impulsar la movilidad eléctrica ya ha lanzado algunas tarifas específicas para que el cambio suponga un verdadero beneficio. Hablamos de tarifas en las que el precio del kW no supera los 0,03 céntimos, tarifas que ya tienen algunas compañías en su cartera de servicios. No obstante, vamos a calcular la diferencia de precio entre un coche eléctrico y un coche de combustión partiendo de una tarifa eléctrica convencional.

Por ejemplo, hoy, 19 de Agosto de 2022, el precio de la gasolina Sin Plomo 95 es de 1,951 euros el litro, a una media de consumo de 6 litros por cada 100 kilómetros estaríamos gastando con un coche de combustión unos 11,70 euros. Así, considerando que un coche eléctrico consume unos 15 kW por cada 100 kilómetros, si tenemos una tarifa de 0,15 céntimos el kW para recorrer el mismo trayecto gastaríamos 2,25 euros. Por tanto, podemos afirmar que un coche eléctrico supone un ahorro de casi un 80% en combustible.

La Autonomía

La autonomía sigue siendo el Talón de Aquiles de los coches eléctricos y, de hecho, uno de los principales argumentos por los que da miedo sumarse a la movilidad eléctrica. No obstante, existen modelos en el mercado que ya cuentan con hasta 600 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP. Hemos preparado un artículo donde hablamos de los mejores coches eléctricos de 2022, algunos con autonomías excepcionales. 

En cualquier caso, si el uso del vehículo eléctrico va a ser urbano, la autonomía no debe ser un factor determinante para la toma de decisión.

El Mantenimiento y la ITV

Vuelven las buenas noticias. La mecánica del coche eléctrico resulta mucho más sencilla y en consecuencia, más económica. Los coches eléctricos prescinden de muchos componentes, pues, no necesitan cambios de aceite, embrague, filtros del combustible, bujías o tubo de escape, entre otros.  Tan solo la degradación de las baterías puede resultar un gasto de los coches eléctricos. Por lo que, en cuanto a mantenimiento cabe afirmar una considerable reducción que puede suponer un ahorro de hasta el 50% frente a los gastos de mantenimiento de un coche de combustión.

Respecto a la revisión de la ITV, no existe, por el momento, un protocolo específico para los coches eléctricos, que tendrán que pasar una revisión a los cuatro años desde la fecha de matriculación, cada dos años hasta que el vehículo eléctrico alcanza los 10 años y una revisión anual pasados esos 10 años. Lo que sí existe es una diferencia en cuanto a normas de circulación y es que, los coches eléctricos cuentan con mayor libertad gracias a la etiqueta CERO de la DGT, que proporciona grandes ventajas como el aparcamiento gratuito en muchas zonas urbanas.

Solicitar presupuesto instalación de un cargador para coche eléctrico

Y con todo esto, esperamos haberte resuelto todas tus dudas. Seguro que tomarás una decisión correcta. Pero, antes de irnos, recuerda que somos expertos y referentes en la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos tanto en viviendas unifamiliares como comunitarias. Por lo que, todavía vas a tenerlo mucho más fácil, nosotros trabajamos con la filosofía de encargarnos de TODO para que no tengas que preocuparte por NADA. Te ofrecemos el mejor asesoramiento personalizado para tu instalación y te tramitaremos el Plan Moves III con el que recuperarás hasta el 80% de la inversión. ¿A que cada vez lo tienes más claro? Súmate a la movilidad eléctrica.