Los tipos de recarga podemos dividirlos en dos apartados, recarga rápida y recarga lenta. También podemos guiarnos por la normativa internacional que indica las formas de recarga. Aquí te las explicamos.

Recarga Lenta / Convencional

 

Recarga convencional de coches eléctricos

 

Uso domestico

 

La recarga convencional o lenta está pensada para la carga doméstica. No obstante, gran parte de los puntos de recarga existentes actualmente en las ciudades disponen de esta tecnología. La recarga dura aproximadamente 8 horas, y está destinada para realizarse preferiblemente en horario nocturno mediante discriminación de tarifa supervalle.

Recarga Rápida

 

recarga rápida mediante CHAdeMO
A partir de  50 KW

 

Existe confusión sobre lo que significa el concepto de recarga rápida, y actualmente ningún organismo regula este concepto. Consideramos Recarga Rápida aquella que se realiza en una estación fuera de nuestra vivienda y nos permite recargar un 70% de la batería en menos de 30 minutos. El conector estándar más utilizado para este tipo de recarga es el japonés CHAdeMO. La recarga se realiza en corriente continua, y permite una corriente de hasta 200A. Los dispositivos de recarga de tipo no están diseñados ni son recomendables para garajes particulares debido principalmente a su alto coste, tanto de producto como de instalación.

La forma de cargar los coches eléctricos es un tema en constante evolución e investigación. Por ello se ha estandarizado los diferentes modos de carga, dando lugar a 4 modos de carga diferenciados.

Modo recarga 1

modo recarga 1 coches electricos

El modo de recarga nº1 (o modo de carga 1) es aquel modo de carga de un vehículo eléctrico, no destinado exclusivamente a la carga del mismo. Dicho de otra forma, es aquél que se realiza en un enchufe clásico doméstico, y que se destina temporalmente o de forma constante a la carga de vehículos eléctricos.

El sistema del modo 1 es sencillo, consiste en llevar un cable de nuestra clavija tipo “Shucko” 230 V a nuestro vehículo. (Ver esquema).

 

Modo recarga 2

El modo de carga 2, según se puede ver en el esquema, consiste en la instalación por parte del usuario de una caja con un enchufe tipo “Shuko” normalmente de forma preferente para la carga del vehículo eléctrico en cuestión (su uso no es exclusivo, pero suele serlo). Esta caja estará provista de los sistemas de protección adecuados.

En el modo de recarga 2, la conexión al coche no se realiza directamente como en el modo de recarga 1,sino que se realiza a través de un cable en el que el fabricante ha insertado un sistema de seguridad.

 

Modo recarga 3

modo recarga 3 coches electricos

Este modo de carga está compuesto principalmente por un dispositivo llamado wall-box, en terminología inglesa. Este punto de recarga no es ni más ni menos, que una caja instalada en la pared, con un enchufe destinado exclusivamente a la carga de vehículos eléctricos. Este punto de recarga o wall-box incorpora varios sistemas de protección y también puede incorporar leds para señalizar el estado de las carga, temporizadores para recarga retrasada, contadores telemáticos, etc. Aunque se han dicho muchas cosas sobre estos sistemas, la mayoría de ellos sólo incorporan un led de encendido y un diferencial de protección.

La conexión al vehículo se realiza a través de la llamada “pistola”, un cable corriente que los fabricantes quieren asimilarlo a un surtidor de gasolina.

 

Modo recarga 4

El modo 4 de carga es el modo a implantar en las calles y futuras electrolineras. Este es el llamado modo de carga rápida, realizado mediante corriente continua de alta intensidad.

 

FUENTE: http://www.recargacocheselectricos.com/tipos-carga-coches-electrico/

 

logo-footer