cargar coche eléctrico

La carga de vehículos eléctricos (VE) es uno de los aspectos más importantes para los propietarios de los VE. A pesar de que no supone un alto rango de dificultad, hemos creado una guía paso a paso que cubre los puntos clave relacionados con la potencia, tipo de conector y especificaciones que debemos tener en cuenta al recargar nuestro coche eléctrico.

Para empezar, la carga de un coche eléctrico es un poco diferente de la carga de combustible de un vehículo de gasolina/diesel; un VE es como cualquier otro aparato electrónico con baterías recargables, es decir, se debe enchufar cada vez que se quiera “llenar la batería”.

Lo más lógico es cargarlo en lugares “dónde aparco regularmente” y tratar de utilizar los puntos de carga instalados en estos lugares. Para la mayoría de la gente eso significa hogar, trabajo y luego otros destinos.

Cargar en casa

cargar coche en casa

La carga en casa suele ser la forma más cómoda y rentable de recargar un vehículo eléctrico. Existen subvenciones oficiales para la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos domésticos, y luego están las empresas como LugEnergy, donde puedes instalar tu punto de recarga a un precio fijo y con presupuestos personalizados.

  • La mayoría de los cargadores domésticos tienen una potencia de 7kW a 22kW.
  • Todas las unidades de carga de vehículos eléctricos están conectadas directamente al contador central, normalmente en su propio circuito por motivos de seguridad y para permitir la monitorización separada de otras cargas eléctricas.
  • Usualmente, los puntos de recarga tienen un cable conectado, que sólo tienes que conectar a tu vehículo para empezar a cargar.
  • Los cargadores domésticos también están disponibles con un enchufe universal “Tipo 2” que acepta un cable separado y se conecta al coche de la misma manera.
  • Estos cables separados a menudo son proporcionados por el fabricante del vehículo, pero si no recibió uno o necesita uno de repuesto, puedes adquirirlos al pedir el cargador de casa.

Cargar en el trabajo

Cada vez son más las empresas que instalan puntos de carga de vehículos eléctricos en el lugar de trabajo para empleados y visitantes. Al igual que con la carga en el hogar, la conexión de un vehículo eléctrico en el lugar de trabajo es importante ya que el vehículo de un empleado suele estar parado durante la mayor parte del día, cuando se puede cargar cómodamente.

  • La potencia de los puntos de recarga suele ser de 7 kW y 22 kW.
  • En algunas empresas, los cargadores son de doble enchufe lo que les permite cargar dos coches al mismo tiempo.
  • Los propietarios de la empresa pueden decidir si ofrecen un cargo gratuito o una tarifa máxima por el uso de las instalaciones.
  • Normalmente tienen enchufes universales de “tipo 2”, lo que significa que tendrá que llevar su propio cable a las unidades.
  • Dependiendo de las preferencias de la empresa, su carga puede comenzar simplemente conectándose, como con un cargador doméstico, o utilizando una tarjeta de identificación por radiofrecuencia (RFID).

Cargar en lugares públicos

La instalación de puntos de recarga en sitios públicos como supermercados, centros comerciales, locales de comida rápida, etc… han emprezado a incrementarse y muchos de ellos proporcionados gratuitamente por las empresas como un incentivo a visitar sus instalaciones.

  • Por lo general, no es necesario cargar completamente la batería en el lugar de destino, pero las recargas frecuentes significan que no te quedas sin carga o tienes que esperar a que la batería se recargue cuando está vacía.
  • Necesitarás traer tu propio cable de carga y a menudo necesitas descargar una aplicación de smartphone para iniciar tu carga (aunque en algunos casos es tan simple como conectarte).
  • Algunos de los puntos de carga más antiguos requieren que se envíe una tarjeta “RFID” de acceso.

Ocasionalmente, puede pasar que tengas que conducir más allá del alcance de la batería y deberás cargarlo en ruta con un cargador rápido de alta potencia o cargadores portátiles.

logo-footer