Identificadores de carga en corriente alterna para coches eléctricos

El sector de la movilidad eléctrica continúa imparable: el número de coches eléctricos y de puntos de recarga en el mercado crece rápidamente. Por ello, se ha establecido una nueva normativa a nivel europeo que permite identificar fácilmente los tipos de conectores de los coches eléctricos.

La Unión Europea se ha marcado un objetivo concreto: unificar criterios para simplificar el proceso de recarga. Con el nuevo etiquetado, que entró en vigor el 20 de marzo de 2021, se pretende ayudar a los usuarios de vehículos eléctricos de los 27 estados miembros a identificar cuál es la opción de recarga correcta para su vehículo.

Cómo son las nuevas etiquetas

Las nuevas etiquetas tienen forma de hexágono. El usuario simplemente deberá hacer coincidir la etiqueta del vehículo eléctrico con la del punto de recarga.

Para el conector del vehículo y su toma de entrada

El conector del vehículo y la toma de entrada del vehículo cuenta con un hexágono con fondo negro, letra blanca o plateada y una línea exterior también blanca o plateada.

Para el enchufe y la toma de corriente

La toma de corriente (el punto de recarga) y el enchufe cuenta con un hexágono con fondo blanco o plateado, letra negra y una línea exterior negra.

Cada letra evidencia el rango de tensión y el cable o manguera mediante la que se está efectuando la recarga del coche eléctrico: «B», «C», «D» y «E» identifica la carga en corriente alterna, y la «K», «L», «M», «N» y «O» en corriente continua. El más común es el Tipo 2, identificado ahora con la letra «C».

Identificadores de carga para coches eléctricos
Etiquetas para la carga en corriente alterna

 

Identificadores de carga en corriente continua
Etiquetas para la carga en corriente continua

Identificador de carga Letra C

© 2021 Líder en puntos de recarga by Lugenergy

logo-footer