La ITC BT 52, establece que aquellos garajes comunitarios de nueva creación (atención solo los nuevos garajes), deberán realizar la instalación de una pre instalación para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos. Son muchos los constructores, que nos llaman no sabiendo que significa esto y también presidentes de comunidades de vecinos o administradores de fincas buscando información.

Las preinstalaciones solo son obligatorias para garajes de nueva construcción, no para garajes ya en funcionamiento, eso quiere decir que la preinstalación deberá aprobarse en junta por la comunidad.

Os pasamos las diferentes soluciones de preinstalación de puntos de recarga:

Lo primero que vamos tenemos que hacer es analizar nuestro garaje. Por normativa tenemos diferentes esquemas de instalación de puntos de recarga. Tenemos que analizar que esquema usará nuestro garaje. Actualmente el 95% de garajes comunitarios están apostando por la instalación según el esquema 2 de la ITC BT 52. Esto quiere decir que los vecinos sacan

la alimentación de sus contadores, y alimentan sus vehículos eléctricos. También el esquema 3A, que son nuevos suministros para puntos de recarga y cada vecino da un nuevo suministro.

¡Problema!

Imaginemos que cada vecino tirará un cable. Tendríamos un garaje en un futuro próximo, con multitud de tubos para cada vecino que tenga un punto de recarga.

Solución

La realización de una preinstalación. Lo que se realiza es tirar unos tubos centrales gordos con cajas de registro a lo largo de todo el garaje, para garajes pequeños y bandejas metálicas para garajes de mayor envergadura. Con esto se consigue “tener un orden” a la hora de realizar instalaciones.

Os dejamos unas fotos para que veáis ejemplos,

Por otro lado los sistemas centralizados de puntos de recarga hoy en día es minoritario, y solo está previsto para garajes donde no se disponga acceso a los contadores de la comunidad o no los haya.

Solicita información en nuestro apartado de contacta
logo-footer