Los coches eléctricos se pueden recargar en aquellos lugares donde exista un punto de recarga, como por ejemplo:

 

Recarga en casa

Puedes recargar tu vehículo eléctrico en tu propia casa, instalándote un punto de recarga o wall-box en tu propio garaje, ya sea privado o comunitario. Esta instalación está pensanda para modo de recarga lenta, y normalmente nocturna favorecida por un menor coste debido a la discriminación horaria de la tarifa supervalle. Consulta los planes de LugEnergy para Garajes Comunitarios o Garajes privados.

 

En la vía y lugares públicos 

También puedes recargar tu vehículo eléctrico en la vía pública mientras compras o estás en el trabajo. Estos puntos de recarga los puedes encontrar vía Internet o mediante aplicaciones móviles, de las que algunas son de pago y otras son gratuitas. Normalmente, los centros comerciales también disponen de puntos de recarga gratuitos, incluso puede haber alguno instalado en modo de recarga rápida en corriente continua.

Consulta los planes de LugEnergy para estos puntos de recarga

 

logo-footer