5 tips para optimizar la recarga de un coche eléctrico

El auge en las ventas de los coches eléctricos ha generado una serie de preguntas entre aquellos que aún no se atreven a dar el primer paso. Una de las preguntas más frecuentes es: ¿Cómo podemos optimizar la recarga de un coche eléctrico? Y es que la batería es una de las piezas más importantes del coche eléctrico, ya que, si haces un buen uso de ella, puedes alargar significativamente la vida útil del coche.

Es por ello la insistencia en optimizar al máximo el proceso de recarga de un coche eléctrico.

Consejos que pueden ser bastante útiles para optimizar la recarga:

Conducir en modo eficiente

Conducir en modo eficiente no es más que ir a una velocidad “apropiada” y aprovechando siempre el sistema de frenado de regeneración que viene integrado en el coche. Esto, hará que el coche gaste menos electricidad a la larga y tenga que pasar menos por el punto de recarga.

No descargar el coche por completo

Uno de los mitos más famosos de nuestros tiempos, se debía a que teníamos que cargar los primeros móviles después que se descargasen por completo. En los coches eléctricos la idea es hacer lo opuesto, ya que al tener baterías de litio “sin efecto memoria” mide su rendimiento por ciclos de cargas, mientras menos tenga, será mejor para su funcionamiento.

No cargar más de lo debido

No es recomendable dejar el coche enchufado después de llegar al 100% de la carga, aunque tampoco es que tendrás que estar pendiente de desenchufarlo, ya que la mayoría de los puntos de recarga o wallbox tienen integrado un sensor inteligente que para la transferencia de energía al coche una vez completada la carga.

Las cargas rápidas solo cuando es necesario

Si bien es cierto que es más cómodo cargar nuestro coche en 30 minutos, siempre será mejor para la batería cargar en un punto de recarga semi- rápida.

Finalmente, no dejes de cargar el coche durante largo tiempo

Es importante saber que la batería es especialmente sensible si no recibe la cantidad de energía suficiente, es por ello que es importante cargar el coche así sea 1 vez cada 15 días (así no lo usemos) para mantener la estabilidad en la batería. Además, si lo volvemos a usar luego de un largo periodo, es importante que como mínimo tenga un 20% cargado.

Asimismo, el punto de recarga que escojamos tiene mucho que ver con el cuidado de la batería, por eso os dejamos una guía para comprar un punto de recarga de calidad.

En conclusión, es importante aplicar todos estos consejos, porque son esenciales para optimizar la recarga de un coche eléctrico.