La energía del sol es quizá, la única que podemos obtener a través de nuestros propios medios; es por eso, que el sistema fotovoltaico ha ido en aumento los últimos años y ya un buen porcentaje del mundo ha accedido a él. Tal vez, la fotovoltaica sea una de las mejores inversiones para conseguir que nuestra factura de la luz a fin de mes sea de menor coste. Es por ello, que si pensamos comprar un coche CERO EMISIONES y además contemos con paneles solares en casa, puedan surgir bastantes preguntas.

¿SE PUEDE CARGAR NUESTRO COCHE ELÉCTRICO CON PLACAS SOLARES?

En este sentido, la respuesta es sí.

La particularidad de cargar con sistema de fotovoltaica reside en que podrás ahorrar prácticamente toda la factura eléctrica y quizá sea la opción más eficiente para llevar a cabo una carga de nuestro vehículo sostenible.

EN UN DÍA NUBLADO, ¿MI COCHE SE CARGARÍA?

Depende de la instalación que se elija, distinguimos 2 tipos:

  • La instalación aislada: está totalmente desconectada de la red eléctrica. Funciona mediante la acumulación de baterías y normalmente está asociada a un proceso de recarga más lento. Cualquier usuario puede instalar un sistema aislado en su parcela.
  • La instalación de autoconsumo: se encuentra conectada a la red eléctrica. Permite suministrar a nuestro punto de recarga la electricidad necesaria para la recarga del vehículo. Este suministro se realiza en tiempo real y la energía dependerá de las capacidades fotovoltaicas de la instalación de autoconsumo. El excedente de energía que pudiera haber tras la recarga del vehículo se transmite a la red eléctrica de la vivienda, lo que supone un ahorro de energía eléctrica tanto en costes económicos como a nivel medioambiental.

¿LOS PUNTOS DE RECARGA SON COMPATIBLES CON ESTE TIPO DE INSTALACIONES?

Totalmente.

Las placas fotovoltaicas, al final (con un convertidor), permite abastecer de energía los puntos de recarga para cargar nuestro vehículo eléctrico. Eso quiere decir, que todos los Wallbox o puntos de recarga, son compatibles con este tipo de instalaciones.

Sin embargo, existen puntos de recarga como el Dark Wallbox o el Wallbox Plus, con control dinámico de potencia, que además de cargar, permite regular la potencia transformada por los inversores fotovoltaicos y la potencia de la red contratada mientras se carga nuestro coche. Con estos wallbox, existen  3 tipos de recarga:

 

– Cargar nuestro vehículo únicamente con el excedente de generación eléctrica solar

– Cargar nuestro vehículo con un margen de seguridad

– Realizar una carga a máxima potencia combinando el excedente y la potencia contratada disponible

 

En LugEnergy, realizamos instalaciones fotovoltaicas

 

logo-footer